Florencia Peña: “Esta es la mejor versión de mí misma”

2377

Lleva 37 años de carrera y asegura que la mueve el mismo espíritu lúdico. Este año hace TV, cine y teatro. Nos habla del vínculo con sus hijos, su evolución personal y la libertad como emblema.

“Tomo el guante del lugar que ocupo, puedo tener voz y me siento en la obligación de hacerlo”

Son las 8 y media de la mañana del lunes. Florencia Peña está en su casa produciéndose para esta nota. La maquillan y la peinan. Son las 10, llega al estudio fotográfico radiante. Son las 13 y se encuentra con Lourdes Sánchez y Diego Ramos para el ensayo de la salsa de a tres que, cuando esta nota sea publicada, ya habrá sido uno de los acontecimientos de Showmatch, donde ella además es jurado. Son las 15 y se sube al auto que la llevará a la filmación de la película Panelista. A principios de octubre estrenó El Potro, y sigue haciendo Los vecinos de arriba, la comedia éxito de la calle Corrientes. En medio de todo, prepara el primer cumpleaños de Felipe. Ella se ríe del cansancio que implica seguirle los pasos y dice que está acostumbrada a hacer muchas cosas a la vez.

¿Cuáles son los costos de ser quien sos?

¡Enormes! (risas) Pero tengo una vida hermosa y la gente que me quiere y me conoce sabe que yo no voy a cambiar la intensidad con la que vivo. Hoy puse una frase en Instagram que dice: “Los pájaros que están en la jaula ven volar a los demás y piensan que están enfermos”. Tiene un poco que ver con lo que pienso sobre cómo está la sociedad, con la falta de libertad.

Decías que se sufre siendo la primicia.

El lado b de nuestra profesión es que todo lo que te pasa y que podría ser puertas para adentro, pasa puertas para afuera. Pero me concentro en el adentro.

Hasta las tragedias más grandes de mi vida, las he reconvertido con humor

¿Te planteás hasta dónde mostrar?

Muchas veces expongo cuestiones que tienen que ver con mi manera de pensar y de vivir porque me parece interesante que un artista pueda mostrar un pensamiento y una manera sobre algo. Tengo una faceta popular que no elegí, y si puedo ayudar a otros a repensar su vida y naturaleza, ¡obvio que me gusta compartirlo porque entonces no tengo este espacio porque si!

No hace tanto decías que a veces no tenías conciencia del peso de tus palabras. Ahora parece que te asumís como referente.

¡Sí, total! En estos dos años me cambió mucho la cabeza, ya no me importa si no me quiere todo el mundo, no voy a ser unánime. Me tengo que hacer cargo de admitir mi necesidad de ser parte de las cosas en las que creo, y acá estoy, esta soy.