Matías Mayer: “No me apego a lo material”

57

Desde muy chico descubrió que el arte sería parte de su vida y lo encaró desde diferentes lugares. Futbolero y bromista, aporta una dosis de humor en las jornadas de grabación.

«soy Experto en romper la paciencia»

Nació en Martínez, provincia de Buenos Aires, hace veintinueve años. Dio sus primeros pasos como cantante en un show homenaje a Pink Floyd en el Luna Park. El teatro musical lo tuvo como protagonista de uno de los musicales más exitosos de los últimos tiempos, Casi normales. Su presencia en pantalla viene creciendo en estos años, con participaciones en producciones como Historia de un clan, Un gallo para Esculapio, Cuéntame cómo pasó, Simona y Millenials. Actualmente integra el elenco de la celebrada tira Argentina, tierra de amor y venganza.

¿En qué sos experto?
En romper mucho la paciencia. Soy experto a nivel sensei. Ser pesado es mi especialidad en las grabaciones, los vuelvo locos a todos. Soy de hacer bromas, asustar, molestar. Me divierte.

¿Qué es lo que más disfrutás hacer en tu tiempo libre?
Mirar o jugar al fútbol. Soy fanático de Boca y voy mucho a la cancha.

¿Cómo te imaginás dentro de veinte años?
Más viejo. Es la única certeza que tengo. No te podría decir ni cómo me imagino de acá a una semana, es todo muy cambiante. Quizás produciendo o dirigiendo.

Si no te hubieras dedicado al espectáculo, ¿qué te habría gustado ser?
Soy muy malo para cocinar, pero irónicamente me hubiese divertido ser chef. No sé por qué.

¿Sos usuario de redes sociales?
No estoy todo el día metido, pero sí estoy bastante presente o intento estarlo. Lo asumí como parte de mi trabajo.

¿Sos de ir al súper?
Poco, cada tanto. Trato de ir, pero soy colgado. Si estoy medio a mil con el laburo, puede que se me pase.

¿Cuál es el mejor regalo que recibiste en tu vida?
Creo que un arquito que me regalaron mis papás de chico. Es donde jugaba todos los días.

¿Tenés algún ídolo o referente?
Ídolo, Martín Palermo. Referentes tengo muchos, no uno puntual. Tengo varios actores que me gusta lo que hacen y me generan admiración.

¿Le tenés miedo a algo?
A casi todo. Miedos más banales: a las arañas, a los tiburones y a las alturas. Y un poco de miedo a la muerte, también.

¿Tenés algún sueño pendiente?
Me gustaría trabajar afuera en algún momento.

Tus tres objetos favoritos…
No soy muy de apegarme lo material. No hay cosas que guarde hace mucho tiempo ni que signifiquen mucho para mí.

¿El recuerdo más viejo que tengas?
Un cumpleaños, a los tres o cuatro años, disfrazándome. Diría que es el primer contacto que tuve con un mini escenario que estaba montado. Tengo el recuerdo de estar detrás de bambalinas probándome el vestuario.