Andrea Taboada: “Todos los días quiero aprender más”

85

Panelista picante, periodista multiplataforma, productora laboriosa y, sobre todo, curiosa. Persigue historias y genera contenido para entretener e informar.

«Me gusta mucho lo que hago y todos los días quiero aprender más y más»

Nació en Buenos Aires hace 46 años. Desde chica se sintió atraída por el arte y, luego de tener deseos de ser cantante y actriz, se aproximó desde el lado del periodismo. Como productora primero, y delante de cámaras después, es una presencia destacada del periodismo de espectáculos televisivo. Curiosa e inquieta, permanentemente busca nuevas plataformas: además de la tele, trabajó en radio y gráfica (incursionó también en periodismo político), y actualmente desarrolla proyectos en redes sociales: Sabroso secreto, con canal de YouTube y cuenta en Instagram, es un ciclo gastronómico que lleva adelante junto al chef Chamu Cobas. En tele, integra el panel de Los ángeles de la mañana.

¿En qué sos experta?
En mi trabajo, en mi profesión. Me gusta mucho lo que hago y todos los días quiero aprender más y más.

¿Cómo te imaginás dentro de veinte años?
Supongo que comprándome una casita frente al mar en cualquier lugar del mundo. Y en treinta, viviendo ahí.

Si no te hubieras dedicado al periodismo, ¿qué te habría gustado ser?
Cantante o actriz. Todo lo relacionado con el arte me gusta, y creo que hubiera sido una buena actriz.

¿Usás redes sociales? ¿Cuáles? ¿Te cuesta desconectarte?
Sí, uso Facebook, Twitter e Instagram. Ahora estoy mucho más dedicada a Instagram, aprendiendo nuevas herramientas para trabajar y hacer emprendimientos. Es difícil estar desconectada con mi profesión: estoy veinticuatro horas queriendo saber qué pasa, viendo televisión, leyendo, viendo las redes.

¿Sos de ir al supermercado?
Sí, voy, y DIA es un clásico. Tenés mucha variedad de productos. Me encanta comprar productos nuevos y conservas. La paso bien en el súper y me gusta ir con tiempo.

¿El mejor regalo que te hicieron?
Fue una sorpresa: estaba enamorada de un chico, estábamos distanciados porque yo tenía que pasar las fiestas en la costa y él apareció para verme.

¿El mejor recuerdo de tu infancia?
Cuando llegaban los Reyes Magos. Mi papá y mi mamá nos dijeron que estaban los regalos afuera. Teníamos un árbol gigante de jacarandá y abajo habían puesto una mesa y unas sillitas para que usáramos con mis hermanas.

¿A qué le tenés miedo?
Al deterioro físico y a la muerte. Pero es inevitable, así que uno se tiene que amigar con eso.

¿Tus tres objetos favoritos?
Mi música seleccionada (en otro momento te hubiera dicho mis CD), algunos libros que a veces vuelvo a leer y mi celular.